Etiquetas

, , ,

COMPRAR: Amazon (físico)Amazon (Kindle)

En un mundo corrupto en el que la sociedad está inmersa en el caos, siempre hay personas dispuestas a cambiar el rumbo sin importarles las consecuencias o el precio a pagar. Una de esas personas es Khaelara, que se define como una defensora del bien mayor aunque no duda en dejar de lado la ética o les remordimientos para llevar a cabo sus planes. Lo que ni ella ni nadie puede prever es si ese gran cambio a la que la sociedad se ve empujada por los sucesos recientes desencadenará en una etapa pacífica o en una época oscura repleta de guerra, caos y sufrimiento.

Si vienes conmigo, pequeña, todo lo que conoces, todo lo que amas, lo que te ha importado, dejará de existir. No será más que un demonio que te atormentará en sueños, haciéndote despertar asustada, fría y húmeda.

Esta novela de género fantástico consta de 22 capítulos que se dividen en dos partes diferenciadas, la primera gira entorno al plan de Khaelara y en su desarrollo inicial y la segunda se centra en las consecuencias que tiene ese plan para los distintos personajes que aparecen en la trama. Es decir, la trama está perfectamente estructurada pese a su complejidad por la cantidad de personajes con sus historias diferenciadas, que a veces se entrelazaban entre ellas.

Además, en el libro se incluye un mapa de las distintas localizaciones que forman la novela, lo que ayuda al lector a situarse más fácilmente en la ambientación, aunque también hubiera sido un gran punto incluir una lista de personajes para facilitar que el lector no pierda el hilo y se centre mejor en la historia que se narra.

Pese a ello, una vez el lector se familiariza con la trama, la mezcla de acción, aventuras, suspense y fantasía hace que, pese a la extensión de la novela, su lectura sea ágil y fresca, sobretodo en la primera parte, dónde hay una intriga constante sobre cómo la intrépida protagonista llevará a cabo sus objetivos. Por otro lado, la segunda parte es la más densa, por lo que hay que leerla centrado en la historia que cuenta o pasaremos por alto detalles muy interesantes para poder comprender totalmente la lectura.

Para eso hemos estado, y seguiremos estando. Para hacer lo que nadie hace, lo que nadie tiene derecho a hacer. Aquello que, sin embargo, se debe hacer por justícia y, sobre todo, por el bien común.

En cuanto a los personajes, pese a que aparecen una gran cantidad de ellos en la historia, cada uno tiene una personalidad muy marcada, con sus virtudes y defectos, lo que refleja el gran trabajo del autor. Además, sus tramas no desdibujan la trama principal de Khaelara y Milaine, dos de los personajes con más evolución dentro de la historia. También me gustaría resaltar que el autor no encasilla a la protagonista en el típico cliché literario de una chica vulnerable y frágil que cumple ordenes sin tener una voluntad propia y que espera a que la salven de cualquier obstáculo en su objetivo. Khaelara es una chica valiente, con iniciativa, que controla el rumbo de su vida y no depende de nadie para conseguir sus objetivos.

Ella era Khaelara, criada en Cadena de Hielo, forjada en el seno de la tormenta y la tempestad.

Hay momentos en los que la lectura es un poco densa, puede que debido a la extensión de la historia, los detalles y descripciones. Aun así, la trama central está muy bien estructurada, no pierde interés en ningún momento pese a las historias secundarias que se perfilan alrededor de la protagonista y el léxico está muy bien utilizado para sumergir al lector en un sinfín de aventuras que no le dejaran indiferente.

En conclusión, “La senda del caos” es una novela de fantasía repleta de aventuras, con personajes pintorescos y peculiares que tienen en mente una misión que cambiará para siempre el rumbo de la sociedad en la que viven hacia un futuro inhóspito por el que deberán estar preparados.

 

 

 

 

Nacido en Asturias y graduado en Biología, Carlos Garrido es un autor novel que hace su primera aparición en el género fantástico con La Senda del Caos, marcando un estilo en el que sirve de unos protagonistas inadaptados como herramienta principal para hacer ver la arbitrariedad de muchos valores tomados como absolutos.

Instagram/ Twitter/ Facebook

 

Anuncios