Etiquetas

, , ,

COMPRAR: Amazon

“Despertar miradas” es un libro que con pocas páginas logra sumergirte en un misterio que engloba muchos acontecimientos y personajes diferentes. Al principio cuesta introducirse en la historia por la cantidad de personajes que, aun siendo secundarios, también tienen su peso e influyen tanto a la historia principal como a los protagonistas. No obstante, al avanzar en la lectura te familiarizas con sus nombres y su historia tan marcada, lo que te hace pensar que no son personajes de relleno, sino que están bien desarrollados, tienen un porqué en la historia y puede que hasta en el misterio que engloba el internado de White Rose, ya que nuestra protagonista recibe varias notas anónimas que pueden inculpar a cualquiera de ellos, incluso a sus amigos.

En cuanto al estilo de la autora, es directo y de fácil comprensión y también incluye descripciones bastante detalladas del edificio del internado, del pueblo pesquero cercano a White Rose y también de varias historias sobre seres mitológicos y sobre enclaves especiales de la zona, como la leyenda del faro de Roseland, que le dan un toque especial a la narración.

Azucena Flow es una chica de 16 años que se ve obligada a dar un gran cambio a su vida para que su madre pueda cumplir su sueño, viajar a París y participar en concursos para hacerse un hueco como diseñadora de moda. Nuestra protagonista pasa a cargo de su padre, aunque él ya ha formado otra familia y no está interesado en incluir a Azucena en ella, por lo que la inscribe en un internado para familias adineradas.

Para Azucena, ese internado es diferente a todo cuanto ella conoce, ya que el edificio se dirige por unas normas muy estrictas que crean grandes diferencias entre los alumnos y el personal y que han convertido a la mayoría de residentes en superficiales e insensibles al mundo que les rodea.

En este ambiente, Azucena conoce a las que serán sus dos mejores amigas, Lydia y Jazmin, que la apoyaran en todos los acontecimientos inesperados que sucedan y verán de primera mano su acercamiento a Leonard Cold, un heredero millonario con el que comparte habitación durante una temporada por un problema de gestión de habitaciones.

Pero su incipiente romance se ve desplazado cuando Azucena descubre una nota anónima en la biblioteca con indicaciones para encontrar un libro de ilustraciones que la sumergirá en un gran misterio que involucra las fuentes del internado inspiradas en seres mitológicos, las misteriosas notas anónimas, un mapa señalando un punto del bosque en medio de la nada y el intrigante libro con explicaciones detalladas de un mundo imaginario.

Azucena no entiende lo que encierra este misterio y tampoco por qué ella ha sido elegida para investigarlo, pero todo empieza a tomar sentido cuando conoce a Keneth, otro alumno del internado que posee un libro muy parecido al de Azucena y juntos empiezan a investigar y descubrir el vínculo con un pasado que les une.

Mientras tanto, Leonard, que al principio era callado y bastante reservado en cuanto se refiere a su historia y su familia, empieza a abrir su corazón a Azucena y ella le corresponde contándole sus investigaciones y le revela los sueños tan vívidos que tiene últimamente, relacionados con una vida que ella nunca ha conocido.

En conclusión, el primer libro de la “Saga despertar” es una lectura rápida y amena que empieza relatando la vida cotidiana de una joven en un internado de élite hasta que hace partícipe al lector del misterio que engloban sus paredes, repletas de leyendas y noticias del pasado que dan un giro radical al argumento y animan a crear teorías y especulaciones sobre la verdad que esconde el internado de White Rose.

 

 

 

 

Anuncios