Etiquetas

, ,

nadie-al-otro-lado-1

COMPRAR: Amazon

captura

No había oído hablar de este libro pero en cuanto lo vi me llamó la atención tanto su portada cómo la sinopsis. A mí me encantan los libros que esconden algún secreto y que te hacen darte cuenta que la realidad puede ser muy diferente a como la habías imaginado. Además, también me llamó la atención que un libro tratara los límites del amor y si éste lo justifica todo, normalmente los libros juveniles no tratan éste lado oscuro de las novelas románticas y creo que es importante que también se escriba sobre ello. Por último, el autor del libro, Jordi Sierra i Fabra, es un escritor nacional que ha triunfado en literatura juvenil y yo nunca antes había leído nada suyo, así que tenía muchas ganas de leer “Nadie al otro lado”.

La trama comienza con nuestra protagonista Helena, una chica algo rebelde que vive en un pueblo muy pequeño con su tía y que sueña con mudarse a la cuidad en cuanto sea algo mayor. Ella siempre nota la presencia de Gabriel cerca de ella, observándola, aunque nunca han hablado más allá de un “Hola” y “Adiós”, pero un suceso inesperado cambiará sus vidas para siempre.

Gabriel es un chico unos años mayor que Helena, es muy callado e introvertido y la gente del pueblo no conoce su historia, sólo que heredó una casa del pueblo y que raras veces se le ve en compañía de alguien. Él está perdidamente enamorado de Helena pero ella nunca le ha hecho caso, por lo que se conforma en verla desde la distancia.

Pero una mañana Gabriel se acerca a Helena y consigue que ella le siga hasta su casa, dónde la encierra en un búnker con tecnologías de última generación y le cuenta que él trabaja para el CSI y que en pocos minutos una bomba nuclear estallará haciendo inhabitable el planeta Tierra y matando a todo ser que no se encuentre en un refugio cómo el suyo. Entonces Helena tendrá que convivir y aprender a confiar en un completo desconocido que guarda demasiados secretos y que haría lo que fuera por su amada.

El personaje de Gabriel me ha gustado, es inteligente y practico, parece dominar la situación por completo y trata a Helena con paciencia y dulzura. Sin embargo, se percibe claramente que tiene un lado oscuro y turbio que pretende ocultar a toda costa y que no está contando todo lo que pasa a Helena, tal vez para no preocuparla o para que ella no deje de confiar en él. Por su parte, Helena es una chica lista que no se deja engañar fácilmente y durante toda la novela investiga por su cuenta y anota todos sus descubrimientos en un diario.

En general, es un libro que se lee rápidamente ya que no consta de muchas páginas y tampoco contiene descripciones muy detalladas pero sí mucho dialogo, por lo que me ha parecido una lectura muy amena. Lo que más me ha sorprendido son los giros argumentales tan bruscos e inesperados que me han dejado de piedra al conocer, por fin, el final de esta historia y los secretos que Gabriel escondía. También me ha gustado la reflexión oculta entre las páginas del libro que te hacen pensar sobre los límites del amor y hasta dónde está dispuesta a llegar una persona desesperada para retener a un ser amado. También nos hace reflexionar sobre la posesión y las distintas relaciones de pareja, sobretodo la relación tóxica entre Helena y Gabriel.

En conclusión, me ha parecido un libro original y ameno, con giros argumentales que nos incitarán a no dejar de leer hasta descubrir el misterio escondido entre sus páginas y que ahonda en la toxicidad de las relaciones y los límites que tiene el amor.

captura

captura

 

 

Anuncios